Consejos : Tipos de pegamento

Había un viejo anuncio en el que se veía llegar a un usuario cualquiera a una gasolinera y pedía que le revisaran el motor del coche mientras él repostaba. Cuando el operario le preguntaba por qué tipo de aceite le echaba al motor, el dueño contestaba con voz gangosa: cualquiera.

Lo mismo nos pasa a nosotros cuando nos encontramos con el enorme tablón donde las grandes superficies y buenas ferreterías tienen expuestos todos sus tipos de pegamentos.

Actualmente, con la política en el sector servicios en el tema del ahorro de personal, se da con mucha asiduidad el autoservicio. Coja usted mismo el pegamento que necesite y páguelo en caja.

¿Pero cuál cogemos?

Eso sin entrar en la incertidumbre de la marca del pegamento.

Ceys, Nural, Araldit, Loctite, y un largo etcétera.

Una cosa está clara, los pegamentos de los chinos están totalmente prohibidos si queremos un resultado óptimo y duradero, sobre todo en los cianocrilatos.

Entonces, dentro de las marcas de relevancia podemos escoger, como en el anuncio, cualquiera.Las buenas marcas son bastante excelentes y la diferencia de dinero no es tan grande si lo sopesamos con los resultados y el ahorro de comprar más pegamento, pues a la misma cantidad, la adherencia es infinitamente menor y tendremos que echar más cantidad del pegamento malo de los chinos.

Lo siguiente es saber qué tipo de material tenemos que reparar.El 80 % de las veces, lo que tenemos que reparar es un roto en una pieza toda ella del mismo material. El resto de ocasiones es que un objeto se ha dividido en dos de sus componentes principales (plástico y goma, goma y cuero, cristal y metal, etc).

En nuestro caso, tenemos un hándicap: las vibraciones.
Hay más condiciones a tener en cuenta: las aceleraciones (las frenadas también son aceleraciones), el rozamiento con el aire, brazos de palanca, etc.

Por ejemplo, la  varilla del espejo. Si se nos ha roto el tornillo de encastre de la barra del espejo al manillar porque hemos sido unos calamares y lo hemos pasado de rosca apretando, a alguno se le ocurrirá solucionarlo con pegamento.

Bien, el conjunto del espejo tiene su masa, multiplicada por las aceleraciones y con la fuerza que hace el frontal del espejo contra el aire cuando vamos a 45, 60, 90, 120 o más km/h. multiplicada a su vez por la longitud de la varilla que está haciendo palanca sobre el encastre.

¿Y eso lo quieres arreglar con cualquier pegamento?

Encima, cuando esté recién pegado lo forzarás para poner bien el ángulo del espejo y partirá por el mismo sitio.Debemos saber que la utilización del pegamento debe ser la última de las opciones a la hora de hacer reparaciones. Es bastante difícil de que nos quede un trabajo fino y duradero.

En fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *