Rutas : T-max viaje en el tiempo a Calatañazor

La memoria histórica no sólo sirve para intentar reconquistar lo que mediante las armas se perdió hace ya casi un siglo. No. La memoria, histórica si es posible, sirve para recordar que tenemos un rico pasado repleto de huellas y un horizonte colmado de construcciones fieles a una diversa herencia pertenecientes a todas las culturas que han poblado esta piel de toro. Aunque a algunos le ponga nervioso el más reciente de nuestro pasado, habría que recordar que conforme pasa el tiempo, este pasado se vuelve más inerte de forma que sólo se recuerdan las hazañas, heroicidades y eventos importantes sin poder teñir de ningún color a los protagonistas de dichas proezas.

Almanzor

Uno de los más importantes hechos de nuestra historia es la conquista de la península ibérica a manos musulmanas a partir de la invasión de Muza en el año 711. 270 años después, apareció uno de los que más haría por intentar completar esta conquista musulmana, Almanzor, que gracias al valor demostrado en batalla y a la carencia de escrúpulos, llegó a convertirse en caudillo de al-Ándalus. Su lugar de enterramiento se estima que está en Medinaceli, provincia de Soria, aunque el punto de destino de esta jornada es Calatañazor, población de la misma provincia que se adjudica el lugar de fallecimiento del estratega musulmán. Su muerte se debió a causas naturales a la avanzada edad de 73 años, y llegar a tan desconocido y nunca suficientemente ponderado paraje supone un goce para los sentidos que bien puede disfrutarse con una buena jornada en moto.

La Yamaha T-Max ha sido la elegida para tan memorable acontecimiento.

Manolo Carrera

Se inició la travesía acompañado de un hombre sin el cual no se podría entender la mayoría de las construcciones históricas que van a ser visitadas. Su amplia cultura, su vasto conocimiento de la red de carreteras nacionales, y una capacidad de planificación fuera de lo común, le convierten en la mejor de las opciones a la hora de emprender esta aventura. El amor que tiene por el mundo de las motos podría aprovecharse para convertirlo en un excelente comunicador en medios de prensa, y caminar junto a él por la calle mientras observamos las motos que circulan y están aparcadas es algo similar a ojear la mejor enciclopedia de motos que pueda existir. Manuel Carrera es su nombre, al cual tengo en alta estima y en mi lista top ten de mejores personas jamás conocidas. Él completará la ruta desde una preciosa Moto Guzzi Breva, cuyos calderos suman 1.200 centímetros cúbicos.

Yamaha T-Max

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *