Pautas para cambiar el tubo de escape a tu scooter

COLECTORES

Normalmente, se suele cambiar, únicamente, el silencioso, pero lo apropiado es cambiar, también, el resto del escape, esto incluye los colectores, que pueden ser tipo Kit, con un sistema de montaje basado en ir encajando las piezas, o en modelos que ya viene montados y soldados, listos para poner.

Un trabajo bien hecho a la hora de cambiar el tubo de escape debe de incluir el ajuste de la carburación, que suele incluir el cambio de chiclés, para que la dosificaciónno se quede demasiado pobre,o del sistema de inyección. Obviamente, lo mejor es meter la moto a un banco de potencia antes y después, para, así, comprobar que, efectivamente, hemos ganado con el cambio, que no siempre es así.En las motos de dos tiempos, es muy delicado tocar el tubo de escape, es una pieza fundamental para el buen desempeño de estas motocicletas.

No sirve cualquiera. Su forma tan particular, con esa especie de panza, se debe a que los gases deben de recorrer este “circuito”, de tal forma que estas ondas se encarguen, tanto de frenar los gases, que no deben de salir aún del cilindro, como de facilitar la salida de los que ya han sido quemados.Para que esto funcione de forma correcta, no se puede montar cualquier escape a riesgo de que nuestra moto pierda su potencia.El escape no se debe de fijar de modo rígido, vibra mucho. También es importante, de vez en cuando, limpiar la carbonilla que se acumula procedente del aceite que se utiliza como lubricante en este tipo de motores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *