Mi primer scooter: consejos de circulación urbana

¿Te acabas de comprar tu primer scooter, o estás pensando seriamente en hacerlo? Pues no está de más que eches un vistazo a algunos de los consejos más básicos para ‘sobrevivir’ a la jungla urbana circulando con tu scooter.

Tu scooter, tu primer scooter, al fin descansa en el garaje de tu casa. Aunque ya es viernes, casi estás deseando que llegue el lunes, dejar atrás los atascos mañaneros de cuando ibas al trabajo en coche y empezar a disfrutar de la agilidad e independencia de tu nuevo medio de transporte. Sin embargo, hay algunos aspectos que, aunque muy básicos, te ayudarán a adaptarte lo antes posible a la circulación sobre dos ruedas en ciudad. Aunque está claro que es la práctica y las horas de rodaje lo que realmente te hará no cometer errores de ‘novato’, repasamos algunas de las dudas más frecuentes entre los primerizos en el tráfico urbano.

Carril y posición

Al circular por las calles de las grandes ciudades nos encontraremos, normalmente, con vías de varios carriles pensadas para hacer hueco a coches, motocicletas, taxis, autobuses y demás ‘fauna’ urbana. Con un coche no hay duda, la posición deseable es lo más centrado posible dentro del carril por el que se esté circulando, pero… ¿qué hago yo con mi scooter? ¿Debo rodar centrado también?

La respuesta es NO. Es cierto que el pequeño tamaño de un scooter con respecto al de un coche deja múltiples opciones de colocación, pero resulta más seguro rodar descentrados con respecto a las líneas del carril debido a que, en caso de un frenazo brusco del coche que nos precede, tendremos una escapatoria (izquierda o derecha) más a mano para evitar la colisión en caso de que no tuviéramos tiempo de detenernos. Igualmente, debemos respetar la distancia con el vehículo de delante con el fin de dejarnos margen de reacción en caso de que surgiera un imprevisto.

El ángulo muerto, eterno enemigo

Ya sabemos que los retrovisores de los coches cuentan con un ángulo muerto, esa molesta zona de varios metros en paralelo al vehículo que impide la visión de lo que allí está sucediendo. Como os podéis imaginar, el menor tamaño de los scooter hace a sus usuarios más vulnerables a este problema hasta el punto de convertirse en uno de los accidentes más habituales.

Para minimizar riesgos, deberemos tener muy en cuenta este factor y tratar de circular durante el menor tiempo posible sobre ese radio de acción que nos muestra claramente la siguiente imagen:

Especial atención por nuestra parte merecerán los vehículos pesados como camiones o autobuses. Deberemos evitar circular en cualquier zona en la que el conductor no tenga visión directa, como en el espacio inmediatamente anterior o posterior al vehículo.

Pintura como pista de patinaje

Las señalizaciones pintadas sobre el asfalto, como lo ‘cseda el paso’, posibilidad de giro o especialmente los pasos de cebra, son uno de los mayores peligros de los que siempre se alerta a los conductores de motocicleta o ciclomotor primerizos. Ante esto, sólo nos queda recomendar encarecidamente prudencia y previsión. Si nos adelantamos a las frenadas sobre estas superficies y frenamos progresivamente y con tiempo, por ejemplo al dejar paso a los peatones que esperan en un paso de cebra, tendremos muchas menos opciones de sufrir el resbalón clásico y su correspondiente casi asegurada caída.

Lluvia

Por supuesto, el peligro que suponen este tipo de señalizaciones pintadas sobre el asfalto se multiplica exponencialmente si añadimos el factor agua. Un paso de cebra empapado es una pista de patinaje para tu scooter y un peligro potencial.

Además de perder adherencia, la visibilidad también disminuye cuando circulamos con lluvia –tanto para nosotros como para el resto de conductores-, por lo que lo idóneo es utilizar una indumentaria adecuada, impermeable y con colores vivos que nos permitan destacar sobre el resto y hacernos ver. Atención también con el casco o las gafas, porque deberemos de tratar que no se empañen a causa de la diferencia de temperatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *