Cómo funciona el ABS en las motos

No nos iremos al suelo porque alguna rueda se bloquee, ni en seco ni en mojado, ni siquiera con gravilla o en una apurada de frenada. La moto se mantendrá siempre en su trayectoria y se detendrá sin problemas.

Ante una emergencia

Nunca tendremos que preocuparnos por si presionamos la maneta o el pedal de freno mucho o poco. Simplemente, presionamos a tope y el sistema trabajará para no hacernos caer y detenernos. Este es el ABS, un sistema que, en conducción deportiva, quizás, tenga algunos puntos en su contra pero que, en una conducción convencional, su efectividad está más que demostrada.

Conviene precisar cómo se debe actuar ante una frenada de emergencia con un anti bloqueo de frenos instalado.

Al contrario que las motos que no tienen este dispositivo, en las que la frenada de emergencia sobre firme deslizante requiere una cierta habilidad del conductor, regulando la presión del freno para no bloquear las ruedas; con ABS, el funcionamiento es más sencillo. No requiere ningún tipo de habilidad y sí, que la presión ejercida sobre el freno sea continua y lo más fuerte posible. En pocas palabras, la frenada de emergencia con ABS es mejor hacerla presionando el freno con la máxima presión posible. Esta es la forma adecuada de que el sistema electrónico que regula el ABS actúe de la forma más eficaz posible y evite el bloqueo de ruedas. El ordenador del sistema regula la presión ejercida por si mismo, en base a unos valores establecidos, para conseguir la optimización de la frenada.

Hay que destacar, también, que los sistemas antibloqueo permiten que una moto se detenga en distancias más cortas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *