Cómo desmontar y cambiar el embrague de tu Scooter

Comenzamos:

Usa la llave adecuada, evitando desbocar los tornillos y recuerda su ubicación y longitud, ya que son distintos.

Retira la tapa en dirección horizontal, evitando dañar la junta. Si ofrece resistencia, golpéala con un mazo de goma.

Con la tapa exterior quitada, lo primero que debes hacer es aflojar la tuerca del tambor de fricción, inmovilizándolo previamente con el freno trasero.

Procede a efectuar una profunda limpieza de su superficie con una brocha y desengrasante nunca con aire a presión).

Conviene sacar el embrague de su alojamiento, para lo que tendrás que retirar el variador y la correa.

Seguidamente, saca el conjunto del embrague y, presionando con las manos en ambas semipoleas, extrae la polea de la garganta.

Afloja la tuerca que sujeta el embrague cuidando que, al quitarla, no salga todo disparado por el muelle.

Retira el plato portazapatas y el muelle grande en el caso de que lo vayas a cambiar por otro de diferente precarga.

Para el montaje, coloca el muelle e introduce el plato presionando y fijándolo con su tuerca.

Recoloca la correa en su alojamiento separando con fuerza las dos semipoleas. Asegúrate de que la correa queda bien asentada.Cambia los muelles cuidando que las zapatas queden también en la ubicación correcta.

Vuelve a colocar cada componente en su sitio y monta la polea del variador tras haber introducido la correa en su alojamiento.

Para finalizar, pon el tambor de fricción exterior, apretando la tuerca que la une al eje de la rueda.Pon la tapa con cuidado de no estropear la junta y reproduciendo la posición correcta de los tornillos.

5 comentarios en “Cómo desmontar y cambiar el embrague de tu Scooter

  • 28 julio, 2010 en 1:48 pm
    Permalink

    Me encanta. Pinton. Buena trabajo con la prueba. Desde luego me la compraría antes que una Vespa. Precio mas ajustado, diseño igual de bonito y mismas prestaciones.
    Enhorabuena de nuevo.

    Responder
  • 28 julio, 2010 en 8:10 pm
    Permalink

    Vuelve lo retro está claro. Pero también esta claro que vuelve con calidad. Muy buen reportaje

    Responder
  • 19 agosto, 2010 en 9:04 pm
    Permalink

    Me gusta, este es el scooter de verdad y ahora puesto al dia con la norma Euro3, me gusta, cuando pueda me compro uno.

    Responder
  • 28 enero, 2011 en 3:50 pm
    Permalink

    este producto lo imaginé hace tiempo. por fin se decidieron a fabricarlo. Lo que más me atrapa es la forma y el diseño del motor acloplado a la rueda. Sería interesante desarrollar un motor con variador automático ya que facilita mucho la conducción urbana y lo mismo tendría el encanto de la Vespa.
    Saludos desde Posadas-Misiones-Argentina

    Responder
  • 7 febrero, 2012 en 2:43 pm
    Permalink

    Ya me la he comprado, la bicolor crema y naranja. La gente piensa que es una vespa tuneada a base de dinero (por la pintura, elperfil blanco de las gomas y los cromados extra que trae este modelo). El motor es moderno (tenía una LX 125 y no noto la diferencia de un caballo), y con las marchas manuelaes se le saca rendimiento, Lo de poder reducir antes de las curvas es una gozada. Es un clásico que no hay que vender nunca. Lo siento por Vespa, pero esta es una Vespa sin la etiqueta (que, si quieres, se la puedes poner tú, como he visto que hace mucha gente)

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *