Consejos : La ley de la jungla

La ley de la jungla

En teoría y para empezar en honor a la verdad, no haría falta un reportaje sobre este tema, simplemente habría que acatar las leyes y normativas de circulación existentes, pero como no es así, lo que se hace es seguir unas costumbres no escritas que se aprenden como el sexo, en la calle.

Lo primero es mantener la moto en unas condiciones mínimas: buenos frenos, sistema de alimentación limpio sobre todo si es carburación, unos buenos espejos y sistema eléctrico en perfecto estado, en el que está encuadrados el sistema de encendido (bujías) y los intermitentes. Los neumáticos tampoco hay que olvidarlos: estado y cuidado.Tanto en ciudades pequeñas como en capitales grandes, el motorista tiende siempre a hacer el mismo tipo de maniobras, y es lo que vamos a intentar relatar con este artículo de forma que aprendamos rápidamente estas costumbres no escritas.

 

aparcamiento motos

Al salir de casa o de la oficina, lo más normal es salir desde la acera donde hemos tenido aparcada la moto. Recordar siempre que el peatón siempre tiene preferencia y deberemos abandonar la acera lo antes posible por un lugar desde el que tengamos visión del tráfico fluido. Hay que tener máximo cuidado con los taxistas y los autobuses previendo el tiempo que vamos a tardar en bajar el escalón si hemos visto que se nos avecina alguno de estos dos chacales del asfalto. Con las dos ruedas en el asfalto, un golpe de gas facilitará que nos confundamos con el torrente circulatorio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *