Consejos : cambio de correa y variador

Tarde o temprano, nos ronda en la cabeza cambiarle la correa de transmisión o el variador por otro más deportivo a nuestro querido scooter.

Los motivos pueden ser varios entre los que se encuentran básicamente:

1.  Que nuestro scooter esté fuera de garantía y queramos nosotros realizarle las labores básicas de mantenimiento programado.

2.    Sensación de desgaste en la correa y falta de tracción.

3.    Aumento de prestaciones.

Estas tres razones básicas están íntimamente relacionadas con la intención de ahorrarnos un dinerillo a la vez que aprendemos los vericuetos mecánicos de nuestro vehículo locomotor, con lo que sabremos qué problema adolece en cuanto notemos alguna extrañeza. Aunque esta razón parezca tener suficiente peso, desde aquí recomendamos que sea un taller especializado el que realice esta serie de labores.

Lo primero de todo es tener la herramienta necesaria. Los maletines de herramientas baratos de los centros comerciales están absolutamente prohibidos por su mala calidad. Lo suyo es tener un pequeño pero buen maletín con la herramienta necesaria para pequeñas labores de mantenimiento. Es un desembolso no demasiado grande que se amortiza rápidamente, y podemos extenderlo siempre que queramos comprando herramienta suelta.

En este caso, será:

1.    Una llave de carraca de ¼” con un juego de llaves de vaso.

2.    Un destornillador reversible o de puntas. Observar previamente si nuestro scooter lleva tornillos de cabezas especiales como Torx. En tal caso, deberemos hacernos con un juego sencillo de estas puntas y no jugárnosla intentando desenroscar los tornillos con llaves Allen.

3.    Una llave de filtros de tipo fleje de acero. En algunos modelos, será necesario una llave especial de tetones. Sirve para impedir que el variador gire mientras aflojamos su tuerca.

4.    Grasa de alta consistencia. En un taller nos pueden dar un poco si pedimos las cosas con educación.

5.    Líquido limpieza. Podemos usar gasolina teniendo en cuenta las reglas básicas de seguridad (ventilación, no hacer chispa, no fumar cerca, un grifo de agua para lavarnos rápidamente en caso de accidente, extintor, etc)

6.    Trapos y papel de limpieza.

Deberemos tener en cuenta también el lugar y postura de trabajo. Lo suyo es poner el scooter encima de una mesa de trabajo o un caballete hidráulico. Para nosotros, un pequeño taburete nos hará un enorme favor a la hora de trabajar a gusto. La correa se puede quitar retrasando los platos del variador y embrague con la mano, pero así no podremos verificar ni engrasar los elementos internos y contrapesos del variador a la vez que estamos forzando el sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *