Antirrobos para las motos

Solo quien ha sufrido la terrible pérdida de un “ser” tan querido como es su moto, podrá comprender la angustia y desesperación que se siente en una situación como esta.

Un consejo es no dejar la moto en el mismo lugar al que te diriges. Por ejemplo, si vas al cine, no la aparques en la entrada, ya que cualquiera que esté observando te verá entrar al cine y sabrá que dispone al menos dos horas para proceder al robo.

Si tu moto duerme en garaje y hay más motos en el mismo, intenta llegar a un acuerdo con el otro propietario para asegurarlas juntas. Por ejemplo, con el candado en U de cada moto en diferentes partes y, por supuesto, atado a ambas. Si duerme sola, intenta atarla con algún objeto al suelo o a una pared. También puedes, si te autorizan, fabricarte un sistema con una barra de acero anclada al hormigón del suelo, donde poder atarla. También venden sistemas que ya han demostrado su efectividad, como es Wilock.

Como consejo, te invitamos a que siempre que puedas, trates de adquirir las piezas nuevas. Todos sabemos que la mayoría de las motos robadas van a parar al mercado de segunda mano.

Vamos a conocer las diferentes opciones que el mercado nos ofrece en este sentido, al menos las principales:

CANDADO EN U

Posiblemente, la mejor opción, con diferencia, sobre cualquier otro sistema de seguridad, sobretodo, cuando la dejas en la calle.

Suelen ser fabricados con acero endurecido, antiganzuas y antitaladros. Son muy difíciles de cortar. No son baratos. Por ejemplo el Luma arco Escudo Shackle cuesta unos 100€.

¿Como se ponen?

El mejor sistema es ponerlo por encima del disco de freno, agarrando, mínimo, una botella de amortiguador y cruzando los radios de la rueda. Así, evitaremos que puedan apoyarse en el suelo.

La principal pega es que si se utiliza únicamente este candado, la moto puede ser cargada en una furgoneta. Es ideal para utilizarlo junto a una cadena.

Otro punto a considerar es cómo transportarla. Las motos modernas suelen venir preparadas para ubicarlo debajo del sillín del “paquete”. También, te puedes hacer un transportín en la matrícula para llevarlo. No es aconsejable llevarlo en una mochila.

CADENA

También, suelen ser fabricadas con acero endurecido, resistentes a los cortes, antiganzuas y antitaladros, preparadas para soportar altas tracciones, con sistemas de cerraduras muy eficaces y todas tienen un forro que las protege de la humedad.

Son muy eficaces combinadas con un candado en U. La mejor forma de colocarlas es que “abracen” al chasis de la moto y a algún objeto anclado al suelo. Por ejemplo, una farola o una señal de tráfico. Hay que tratar de que no quede en el suelo.

Una buena cadena puede estar costando 140€ y suelen pesar unos 4 kilos. Además, tienen la dificultad de cómo transportarlas. Lo ideal es llevarla en el “portaequipajes”, ese hueco debajo del sillín donde nos toca llevar prácticamente de todo.

CANDADO DE DISCO

Se trata de esos diminutos candados que se ponen en los discos de freno y que se abren en menos que canta un gallo. Posiblemente, el peor sistema antirrobo del mercado.Es muy práctico por su reducido tamaño, facilidad de transporte, poco peso en comparación con los demás sistemas, fácil de poner…

Por sí solo, no cumple, absolutamente, ninguna función, ni siquiera disuasoria pero, combinado con un candado en U, ya es otra cosa. Puedes poner el candado en U en la rueda trasera y el candado de disco en la delantera y bloquear la dirección. Todo esto ya supone un buen rato para retrasar y dificultad el robo de la moto.

Suelen costar unos 60€.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *