Vespa S 125 i.e. Sport – La moto antimultas

Tarde o temprano, la pregunta se termina haciendo ¿Cuál es el mejor coche, o moto, o avión, o tractor para arar campos de cultivo? Da igual el vehículo, la cuestión es intentar discernir o dictaminar qué es lo mejor en lo que sea, porque estamos acostumbrados a escuchar en las noticias, en los periódicos, en las conversaciones de los bares, qué o quién es el mejor en lo suyo. Tiger Woods, Nadal, Messi, Vettel son algunos buenos ejemplos. Pero en las máquinas es difícil discriminar tan fácilmente. En coches por ejemplo, a alguien le parecerá el Lamborghini Reventon como el mejor coche del mundo, pero a un labriego de Louisiana le parecerá un paquete inservible, el cual a su vez el Dodge RAM le parecerá la mejor máquina del mundo. Para intentar evitar este tipo de incertidumbre, lo que se hace es limitar el terreno en el que cada vehículo sea el mejor en lo suyo. Ya, así, se puede ir acertando en señalar sin miedo a equivocarse. Y en scooters para ciudad, sin duda el rey, o la reina, sigue siendo la Vespa, sin ningún género de dudas. Pero debemos indicar que este dictamen no se debe a un éxito rotundo en todos y cada de los aspectos o características de la moto, sino que es más bien se trata de una victoria por su nota media, igualito que los gráficos de rendimiento de los jugadores de fútbol en los juegos de consolas. Eso quiere decir que hay aspectos en los que puede mejorar, en cuyo caso ya tendríamos la máquina perfecta e invencible.

scooters-vespa-moto-antimultas
Si tuviéramos que resumir esta fecunda historia en una sola frase, quizás “¡parece una avispa!”, expresión de Enrico Piaggio al ver la propuesta del ingeniero aeronáutico Corradino D’Ascanio de un scooter barato, sencillo y eficaz para las masas y que le sirviera al empresario para levantar de nuevo su emporio tras el desastre de de la Segunda Guerra Mundial. Y vaya si lo consiguió, además de darle un nuevo rumbo. Y avispa en italiano se dice ¡Vespa!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *