Prueba Piaggio Beverly 350 Sport Touring: ¡Viva la estabilidad!

La Piaggio Beverly 350 es un scooter clásico representante del segmento de rueda alta, rápido, elegante y bien terminado, a medio camino entre los ya habituales 300 y los megascooters de 400.

Claro que, llegados a este punto, debemos aclarar un detalle importante: ¿que es un escúter de rueda alta? Pues, como sabrás, el concepto de escúter original era la Vespa, con ruedas muy pequeñas de 10 pulgadas para ganar agilidad en la ciudad, que era para lo que estaban diseñados. Pero claro, cuando los motores de los scooters se fueron haciendo más grandes, corrían más y si usaban más en carretera, con lo que las ruedas pequeñas presentan serios problemas de estabilidad. Ahí comenzaron a aparecer los que se empezaron a llamar los “rueda alta”, con llantas de hasta 16 pulgadas.

Piaggio Beverly 350 – Deportiva y turística

Piaggio Beverly Sport Touring 350
Piaggio Beverly Sport Touring 350 en gris plata

Pues esta Beverly es, como su propio nombre indica, Sport y Touring, deportiva y turística a la vez gracias, entre otras cosas, a su amplia carrocería y a sus llantas de 16 pulgadas delante 14 detrás. Pero además, recuerda que el motor es un 350 (330 cc.  reales) que declara casi 33 caballos a 8250 revoluciones. Es decir, que corre bastante, desde luego lo necesario para que disfrute de la estabilidad que le proporcionan sus ruedas grandes, pero no sólo eso.

Piaggio tiene alguna de las marcas más tecnológica del mercado como Aprilia en las deportivas, moto Guzzi en las custom y por supuesto la propia Piaggio en el mundo del escúter. En este modelo podemos disfrutar del excelente ABS que ya conocíamos de modelos anteriores, pero además también de ASR (Anti-Slip Regulation), el control de tracción que también conocemos de otros modelos de la marca, pero que no es ni mucho menos tan habitual en el mundo del escúter.

Como decía un amigo mío, uno de los principales valores de un escúter es su capacidad de carga. Lógicamente, un “rueda alta” tiene menos capacidad bajo el asiento que uno de  rueda pequeña por una simple una cuestión de espacio (12 o 13 pulgadas ocupan menos que 16), pero este caso nos cabe un casco integral de cualquier tamaño como un convertible, dejando sitio para algunas cosas más. Además, en la guantera detrás del escudo también tiene un espacio para llevar cosas pequeñas, y además tenemos conexiones para elementos electrónicos y una palanca para la apertura del asiento, además del motor en la piña clásico de las Piaggio.

Lo que si echamos de menos es un buen freno estático para cuando aparcas la moto, que se la deja sobre la pata de cabra siempre tiene la sensación de que “se puede ir hacia delante”

Piaggio Beverly 350 – Un scooter brillante

Piaggio Beverly Sport Touring 350
Piaggio Beverly Sport Touring 350 cuadro instrumentación

Francamente, como probador lo primero que te viene la cabeza incluso cuando apenas has rodado un rato con este Piaggio Beverly 350 Sport Touring es que es un modelo brillante. Su motor es más pequeño que otros 400 pero prácticamente ofrece su misma potencia máxima, y sin embargo es más grande que los habituales 300 incrementando muy poco y consumo aunque corra bastante más. De hecho, es capaz de pasar de los 140 km hora, y básicamente de mantener sobre 130 incluso con dos personas adultas. También su pequeño incremento respecto a los 300 se nota cuando llegan largas cuestas y lleva mucha carga. Nuestro consumo fue de una media de 4,8, contando zonas muy rápidas con otras muy tranquilas y urbanas, lo que está muy bien para sus características. Su refinamiento llega a detalles como el arranque en parado, gracias a que esta Beverly no tiene el clásico embrague centrífugo con zapatas, sino un multidisco en baño de aceite. Lejos quedan aquellos tiempos de, por ejemplo, las antiguas Skipper, con sus son unos arranques.

Por otro lado, lo que también te encanta como usuario es su bonito diseño y buena terminación. Tiene una personalidad propia, algo que en el mundo de los vehículos en general y del scooter especial es cada vez más difícil, y en esta Beverly cuyo primer modelo aparecía en 2012 y Piaggio parece haberse esforzado en hacer una moto bonita y bien hecha, bien terminada a nivel de detalles. Y, claro, lo que interesa mucho a cualquiera de nosotros es como funciona realmente la electrónica. Frente a los funcionamientos tan básicos que vemos en algunos scooters, en este disfruta de gran parte de la tecnología heredada de Aprilia. Así, el ABS tienen un nivel de intrusismo admirable para tratarse de un scooter “tranquilo”, lo que quiere decir que entra en acción cuando realmente frenas fuerte y se puede llegar a bloquear la rueda, mientras que el ASR tiene un comportamiento aún mejor. Aquí conviene señalar que, la verdad, sentir como entra control de tracción en una mota con transmisión automática es algo raro, pero lo que te acostumbras pronto sobre todo teniendo en cuenta de que te salva de tener más de un problema. Además, en este caso es también es desconectable si prefieres prescindir de él.

Piaggio Beverly 350 – En carretera y ciudad

Piaggio Beverly Sport Touring 350
Piaggio Beverly Sport Touring 350

Lógicamente, quien elija un scooter de rueda alta es normalmente porque va hacer gran parte de su uso en carretera a cierta velocidad y/o rodar por zonas en que el asfalto no es demasiado bueno, donde las ruedas pequeñas sufren de forma especial. Pues aquí podemos asegurar que la estabilidad de la Piaggio Beverly 350 es admirable. El chasis doble cuna de acero cumple sobradamente, mientras que los frenos se puede calificar de buenos. Son dosificables, suficientemente potentes aunque tengas que presionarlos con fuerza si vas a cierta velocidad y plena carga.

En curvas largas mantiene la trazada sin problemas, mientras que las pequeñas también es muy manejable. Pero en carretera me ha llamado la atención la excelente capacidad de protección que logra para el piloto. El amplio escudo frontal, junto con la cúpula que incorpora, que podríamos denominar de tamaño medio, desvía muy bien el aire y la convierte en una pequeña gran rutera. A este respecto, además conviene hablar del excelente mullido del asiento, que fue uno de los puntos revisados en su evolución del 2015.

En ciudad sí que la notas con cierta envergadura, tanto por cilindrada como por tamaño general, pero desde luego no la llegas a notar pesada de mover y, sobre todo una vez que te has acostumbrado a sus medidas, es ágil. Además, acelera bien puesto que el desarrollo se ha acortado respecto a otras Piaggio con el mismo motor, como la X10.

Piaggio Beverly 350 – Conclusión

Piaggio defiende su posición de marca premium dentro del mundo del escúter, y esta Beverly es un excelente ejemplo. Cuesta 5079 €, lo que no es barato en términos absolutos, pero si relativos puesto que, aparte de su excelente terminación, tenemos un motor absolutamente admirable con una electrónica muy evolucionada.  Consigue consumos mucho más que razonables, e incorpora tecnología para la seguridad con detalles como el control de tracción, que no es nada fácil de encontrar en la competencia. Es la típica moto que siempre intentas retrasar un poco más el día de su devolución, porque disfrutas con ella y, simplemente, va muy bien.

 

Destacable: Motor brillante. Calidad de terminaciones y diseño. Protección y comodidad para piloto y pasajero.

Mejorable: cierta envergadura para atascos en la ciudad. Capacidad sólo para un casco integral. Precio ligeramente elevado.

VALORACIONES

 

  • Respuesta motor: 9
  • Cambio: —–
  • Comportamiento en carretera: 9
  • Paso curva: ocho
  • Confort: 9
  • Frenos: 8
  • Posición conducción: 8,5
  • Equipamiento: 8

. Prestaciones: 8´5

. Consumos: 8.5

  • Nota media: 8,5

 

* Por David García de Navarrete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *