Piaggio X7 125 i.e.

Quién no ha escuchado alguna vez en su vida aquello de “más vale pequeña y juguetona que grande y morcillona”.

Yo jamás entendí el significado del mensaje porque no era mi caso, pero alguna vez lo he escuchado decir.

Fuera de bromas, es una frase hecha que perfectamente se le puede aplicar a este scooter.

Piaggio X7 125 espacio a lo grande

Piaggio X7 125 i.e.

El X7 es un scooter recatado en volúmenes pero aprovechado al máximo en sus interiores y compartimentos. Debajo del sillín podemos meter perfectamente un casco integral y sobra sitio para seguir guardando objetos. Incorpora en él un juego de herramientas que en otros modelos parece que es un extra de lujo por lo difícil que es ver este detalle incorporado en los scooteres de hoy en día. Los paneles de acceso a los elementos mecánicos que hay en el hueco debajo del sillín están bien señalizados y por los que se accede bien a dichos elementos. Por último, está la palanca mecánica con la que podemos abrir la compuerta del tapón del depósito de combustible, situada entre los tobillos del conductor. La misma compuerta se puede abrir eléctricamente mediante un botón de la piña derecha.

Como se ha comentado, todo esto y más en un tamaño reducido pero muy bien aprovechado. El conductor que sobrepase en estatura la media nacional se verá un poco encapsulado en este sencillo scooter.

Piaggio X7 125 i.e.

Es un scooter polivalente y robusto que por su sencillez, me ha hecho llegar a la idea quizás errónea de que sería un scooter perfecto para todo aquel que no quiera complicarse la vida con indicadores que no le sirven para nada, pues él solo lo quiere para trasladarse y cuando llegue la hora, lo lleva al taller para revisión y todo solucionado. No quiere más complicaciones que esa. Quizás sería un modelo perfecto para todo aquel que quiera abandonar el motor de dos tiempos y quiera un scooter con un motopropulsor fiable como es el Leader de 4 válvulas y gestión electrónica, y que además quiera seguir manteniendo los demás beneficios de un scooter pequeño pero que, como hemos dicho, ofrece una innumerable cantidad de soluciones prácticas con sus habitáculos. Podría ser un joven conductor el que da el paso del dos tiempos al de 4, o una joven chica que lo utiliza para desplazarse de casa al trabajo. Podría, aunque es un scooter polivalente como hemos dicho. Pero en este supuesto caso, se ha colocado un sencillo sistema de bloqueo del manillar de manera que cuando este supuesto joven aparque la moto, no sea posible dejarse las llaves puestas: sólo es posible extraerlas bloqueando el manillar. Así se evita que un despistado joven lo deje sin el bloqueo puesto.

En esta misma línea de simplicidad, termina el conjunto de elementos del cuadro de instrumentos un sencillo y pequeño reloj digital. Para no llegar tarde al trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *