Peugeot Satelis 125 4V

Hace mucho tiempo cayó en mis manos una revista donde se analizaba el que era el nuevo modelo de Lexus. De esto hace ya muchos años, pero me acuerdo de algunos párrafos de aquel reportaje. Era un modelo de alta gama, un gran berlina en el que el redactor del reportaje prefirió desarrollarlo como un diálogo entre él y un amigo. El inicio del reportaje consistía en que el amigo se agachaba delante del morro del coche y ,confundido, decía que no lo veía. “No lo veo, por más que lo miro no lo veo”. Lo que el amigo no veía era el coeficiente de rozamiento. Al no acordarme del modelo, no puedo buscar el coeficiente de rozamiento de aquel coche, pero era algo menos de 0’30, que para la época ya era bastante sobretodo para aquéllos modelos tan voluminosos.

 

Pues éso me ha pasado ni con esta Satelis.

Peugeot asegura que su Satelis 125 pesa 160 kilos. Ese no es un peso desorbitado, pero para una 125 empieza a serlo. Estamos hablando de las motos más livianas del mercado después de las escúteres de dos tiempos … Y sólo algunas. Las motos de 125 sobrepasan por muy poco los cien kilos, y en la Satelis estamos hablando de 160 kilos que ya deberían notarse.

 

Pero en esta moto no se nota en ningún rol de su funcionamiento ningún peso aproximado al que ya hemos dicho:

 

– maniobras en parado.

 

– aparcamiento.

 

– salida desde parado.

 

– desaceleración hasta detenerse.

 

– colocación del caballete o pata de cabra.

 

No los veo. Por más que lo miro no los veo.

 

Es como manejar una pesada carga sobre aquéllas cintas de carga con rodillos o bolas de rodamiento. Hacerlo así, era como acompañar a un soplo de viento hasta el final de la cinta. Iban solas. Pues conducir la Satelis 125 es igual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *