Kymco Super Dink 125i y 300i ABS – Sin excusas para no parar

Sun Tzu recomienda en su gran encíclica sobre el arte de la guerra que la mejor defensa es el ataque y que cuando el enemigo nos está rodeando, hay que atacarle por el punto más débil usando siempre la estrategia y el engaño para dislocar la táctica hostil.

Ante tiempos difíciles como los actuales, donde se echa en falta una cantera de jóvenes motociclistas que vaya refrescando el mercado de las dos ruedas con la compra de ciclomotores, hay que aumentar la argucia para sobrevivir o al menos no morir en el intento. Y es que la DGT lo está poniendo cada vez más difícil para que los jóvenes de la era Bob Esponja dejen de moverse en aquellos locos cacharros de dos tiempos. Por un lado es fácil de comprender, pues fue un verdadero escarnio lo que hicieron (o hicimos) con esos ruidosos trastos de dos ruedas sin ningún tipo de control por parte de las autoridades. Pero por otro lado, creemos que es un sector que se debería incentivar ya que éste es un país con gran tradición motociclista que precisamente ha nacido de aquella manera.

Kymco Super Dink el nuevo salvador

scooters-kymco-super-dink-300-i-con-abs-1863

Y ¿Qué propone Kymco para intentar no naufragar? Centrarse en su buque insignia, el Super Dink. Sin embargo, el Super Dink tiene dos motorizaciones como todos sabemos, el 125 y el 300 de reciente incorporación, y según nuestra premisa de Sun Tzu, es mejor un punto de impacto que diversificar el ataque. Pues los taiwaneses lo que han hecho es centrar su potencia principal de fuego en el Super Dink 300i con la intención de desbancar al Scoopy de ese trono que ha conseguido con las mismas artes pecaminosas que el estratega chino del siglo II a.c. propugnó, el engaño. Pero Kymco ha decidido hacerlo mediante artes blancas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *