Keeway Outlook 125 – China y Europa están ahora más cerca

Nadie está libre de culpa. Todos poseemos algún atisbo de prejuicio cuando abordamos temas nuevos o que desconocemos casi en su totalidad. De tal forma, desconfiamos del vecino nuevo, recelamos del nuevo sistema operativo de Windows y tememos no acertar a la hora de comprar un nuevo sintonizador TDT (que dicho sea de paso, se fríen con demasiada facilidad). En los productos chinos, nos sucede algo similar por no decir que igual. Pero es que la ignorancia es lo que tiene, porque hoy por hoy, la fábrica del mundo es China y Taiwan, la cual es considerada provincia china en rebeldía. Para el caso, lo mismo es. Con esto quiero decir que casi todos los componentes de tu moto, de tu coche, de tu ordenador y de tu horno microondas están fabricados en China, y que, como en todo, hay distintos tipos de calidades aunque hablemos de los chinos.

China capitalista

Pues en esta tesitura nos hemos encontrado al probar el Outlook de Keeway, empresa creada en 1999 por Qianjiang, una fábrica china que realizó el “asalto mundial” desde Europa con su central en Hungría, un centro de I+D en Italia y que de la familia Merloni adquirió la marca Benelli. No estamos hablando de unos aficionados que se traen por barco cuarenta motos en dos contenedores y que acto seguido disuelven la sociedad.

Estas impresiones son las que inmediatamente te asaltan cuando tienes a mano el Outlook de Keeway. Te encuentras con un scooter bien proporcionado y grande, con personalidad propia y líneas cuidadas. No es un producto que se haya diseñado a prisa. Te acercas y te montas, momento en el que descubres los pequeños detalles que completan el todo, los filos y bordes de los plásticos, los remates de las botoneras, las pinceladas de las agujas del panel de instrumentos y las uniones entre plásticos. Es entonces cuando descubrimos con asombro que hemos caído en este gran problema social que es el prejuicio. El Outlook tiene aprobada esta asignatura y aunque no es que sea el Lexus de los scooters, nadie le puede reprochar que los pequeños remates han sido estudiados aunque se mejorarían añadiendo unos ribetes al filo de los huecos de los plásticos por los que asoman los mandos y depósitos de líquido de frenos del manillar. Éste, el manillar, continúa la costumbre asiática de instalar un mando para las luces de carretera con el que podemos ir sin luces, ni de posición ni de cruce, por las vías del territorio nacional y que como todos sabemos, incurrimos en la ilegalidad. Pero vamos, lo dejamos en la posición de luces de cruce y asunto arreglado acordándonos que ahí no tenemos que tocar. Sin salirnos de este apartado, el Outlook posee una doble óptica delantera dividida por un simbólico radiador en color negro y forma de T, un foco para las luces de cruce y otro para las de carretera (las largas y cortas de toda la vida) pero que nunca están encendidos a la par. Aún así, la potencia y superficie de alumbrado está bien conseguida en ambos casos.

Un comentario en “Keeway Outlook 125 – China y Europa están ahora más cerca

  • 19 agosto, 2013 en 4:19 pm
    Permalink

    Como es posible que la tradición popular de la Cultura en Dinamarca, supere la vida, la biodiversidad, en el sentido de sacrificar Delfines, con objetivos meramente costumbrista, afectando el equilibrio al biosistema marítimo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *