BMW C 650 Sport y C 650 GT – Orgasmatrón, la máquina de placer

Tras probar las nuevas BMW C 650 hay que comenzar manteniendo un minuto de silencio… El rey ha muerto, el T-Max ha sido destronado. Finalizado el minuto, prosigamos.

Comparar los nuevos scooters de BMW con cualquier otro, incluidos sus versiones anteriores, es como comparar el agua con el anís, sólo semejanza visual. Portalsccoter ha tenido el privilegio de asistir a su presentación ante algunos medios de prensa elegidos, y todos, unánimemente, hemos terminado con la misma deducción, ha sabido demasiado a poco. Tras las charlas ofrecidas por los técnicos de la marca bávara, los periodistas especializados tuvimos oportunidad de probar ambas unidades de las nuevas C 650 Sport y C 650 GT por las calles y lugares emblemáticos de Valencia, ciudad elegida por BMW para su presentación internacional. Los primeros momentos son críticos mientras el piloto se hace a la estabilidad y propiedades específicas de la máquina, pero pronto descubre que se encuentra sobre una máquina noble, de terminaciones cuidadas, detalles elaborados y cualidades positivas que sobrepasan lo estandarizado como normal. Y cuando más se está gozando de la conducción, la jornada se acabó, coitus interruptus. ¡Señora, baje al niño del Dragon Khan que nos tenemos que ir!

Precedentes de los BMW C 650

BMW lo vuelve a hacer, engendrar una máquina que se adelanta a su tiempo, que rompe la incomprensible distancia que separaba la tecnología de las cuatro ruedas con el mundo de dos en lo que a seguridad activa y pasiva se comprende. Ya no tiene lugar que un coche salga de serie con ABS, TCS (Sistema de Control de Tracción), faros de Xenon, LED, Láser y cientos de gadgets más para mejorar el confort y seguridad de los ocupantes mientras que en las motos el único sistema de mejora sea el ABS, sólo algunos modelos lo contemplen y además sea un extra. Las nuevas C 650 Sport y GT tienen de serie el ABS/ASC, y durante la toma de contacto Portalscooter pudo constatar que ambos sistemas son eficaces e incluso en el caso del ASC sea un pelín sobreprotector (reduce la potencia casi drásticamente para aumentar el grip sobre el asfalto), mientras que el ABS ejecuta su función sin que apenas el conductor lo aprecie.

bmw-c650-sport-gt-prueba-02

Mejoras estéticas de los BMW C 650

Los carenados delanteros y traseros son los que más han sufrido el cambio de imagen, a la vez que los faros poseen ahora una estética más agresiva.

Los escapes son diferentes y lobulares.

El cuadro de instrumentación se ha cambiado y añadiendo más información en la que entra y destaca el ordenador de abordo.

Nuevos revestimientos de los manillares con inclusión de cromados. Destaca el manillar sobre el resto del conjunto al ser éste con acabado en brillo y el resto de la moto en mate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *