El scooter más largo del mundo

El scooter más largo del mundo no es mérito de ningún gran fabricante de motos o scooters. Para la mayoría de mortales, por Colin Furze no les viene nada. Pero si tecleamos en cualquier buscador de internet su nombre nos aparecen las increíbles proezas freakis de este fontanero británico de 31 años. No en vano, en 2010 estableció un nuevo tope mundial de velocidad punta sobre un triciclo de gasolina al rodar a casi 115 km/h, para tres meses después enfrentarlo en duelo a una avioneta. Eso sí, gastó casi 650 dólares para dotarlo de un motor de 125cc y cinco tubos de escape dobles. ¿El resultado? Furze salió victorioso.

 

Pues bien, hace escasos días el plomero volvió a las andadas y se postuló para entrar nuevamente en el Libro Guiness de los Récords. Esta vez, como poseedor y piloto del scooter más largo del mundo. Unos 22 metros de longitud –casi lo que mide de largo una pista de tenis– y capacidad para transportar 25 pasajeros son las credenciales de su creación, además de haber rodado durante más de 100 metros –el mínimo exigido para poder homologarlo– y a una velocidad media de 56.33 km/hora con su moped de 125cc.

 

“Cuando me subí a él por primera vez pensé que nunca funcionaría, sobre todo porque a poca velocidad es casi imposible de mover. Pero cuando gana velocidad es relativamente fácil de llevar. Eso sí, tienes que hacer mucha fuerza con los brazos, ya que cuesta mucho de controlar la dirección”, explica Furze.

 

Fabricado en el jardín de la casa de su madre, Furze ha necesitado reforzar la plataforma de su creación con aluminio, así como dividirlo en tres partes antes de ensamblarlo.

 

Hasta que acepten su obra, el scooter más largo del mundo mide 14 metros de longitud, la mitad que el fabricado del fontanero inglés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *