Raker: eléctrica… y tan fea como práctica

El abanico de propuestas mini-scooter eléctricas que tienen en la practicidad su máxima (y a veces única) razón de ser es cada vez más amplio. Esta vez os traemos la Raker, una propuesta eléctrica pensada para llevarte del punto A al punto B de la ciudad de una forma limpia, económica y totalmente silenciosa.

La empresa impulsora del proyecto es la británica ETT Industries. Como veis, el diseño de la Raker no es precisamente sofisticado ni vistoso, sino más bien… es fea a rabiar. Sin embargo, sus creadores destacan de ella una practicidad y funcionalidad de la que hace gala en este vídeo promocional, junto a otra propuesta de bicicleta eléctrica:

La curiosa moto eléctrica Raker cuenta con un chasis de aluminio formado por dos placas atornilladas que esconden tanto las baterías de litio (recargables en casa en cinco horas) como los componentes electrónicos. Las suspensiones son de horquilla invertida e incorpora un basculante con monoamortiguador. Las llantas ya las has visto, son de tamaño pequeño (12 pulgadas) y del frenado se encargan el disco delantero, con pinza de dos pistones, y el trasero, que equipa una pinza radial RPM Racing.

De la propulsión de este Raker se encarga un motor eléctrico de 2.000 w alojado en el cubo de la rueda trasera. Eso sí, si buscas una mínima sensación de deportividad, te avisamos de que puedes ir descartando esta propuesta como opción, pues su velocidad máxima es de 45 km/h, aunque su autonomía se extiende hasta unos respetables 80 kilómetros.

La nota curiosa del Raker es que cuenta con algunos componentes impresos en 3D y la marca ofrecerá a sus clientes los archivos para que puedan imprimírselos por su cuenta en el caso de que necesitaran repuesto.

El precio es de 2.700 libras, unos 3.400 euros, y está disponible en 4 colores diferentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *