Django Adventure llega a Casablanca

Clémence Couten y Lisa Aleksenko, dos amigas blogueras, decidieron encaminarse en la aventura de salir desde París a bordo de un Django para llegar a Casablanca, y por fin lo consiguieron. La travesía de Francia ha marcado a ambas, ya que han podido descubrir un patrimonio rico y han vivido encuentros excepcionales desde las primeras etapas:

En Sologne, por ejemplo, donde unos hoteleros apasionados proponen alojamientos insólitos para dormir dentro de verdaderas «burbujas de paz». O más al Sur, en la región de Charentes-Maritimes, donde conocieron a productores de Coñac de Château de Beaulon. También fue durante la travesía de Francia cuando pudieron familiarizarse con la calidad de sus Django.

En Madrid, Clémence y Lisa conocieron a los medios españoles durante una rueda de prensa durante la cual compartieron recuerdos, anécdotas y risas. De la localidad de Consuegra (Castilla La Mancha), recordarán también su encuentro con un grupo de turistas asiáticos que, atraídos por sus Django,

Al mando de sus scooters hacia las maravillosas ciudades de Manzanares, La Carolina, Jaén, Motril y Granada, bajo el cálido sol de Andalucía.  Tras una breve etapa en Málaga, llegaron el 9 de junio a Algeciras, donde sus Django embarcaron rumbo a Marruecos. El 10 de junio de 2017, Clémence y Lisa llegaron al último país por el que les iba a llevar su aventura: Marruecos. La cálida acogida de los marroquíes las acompañó junto con el aroma del té de hierbabuena. En su primera noche, el Castillo de Mnar, situado en el Cabo Malabata en Tánger, les abrió sus puertas.

Continuaron por la sublime costa atlántica hasta alcanzar Rabat y por último, Casablanca, donde visitaron la Mezquita de Hassan II, símbolo de la ciudad cuyo minarete es el más alto del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *