Prueba Kymco Miller 125 – Elegancia en la ciudad

*Texto y prueba: David Navarrete

 

Probamos el Kymco Miller 125, un scooter pensado y diseñado para el público urbano en general… y el femenino en particular según la propia marca.

Pues sí, es lógico pensar que un scooter 125 esté pensado para la ciudad, pero lo del público femenino casi sería motivo de queja por algún grupo feminista, ¡pero nosotros no tenemos la culpa, eh! Es literalmente como lo publicita la propia marca, y es que este modelo de rueda alta con la base del Agility City ha sido totalmente rediseñado con un cuidado y cariño especiales, a pesar de lo cual se quiere situar claramente el segmento de scooters económicos.

Prueba Kymco Miller 125: rediseño

Kymco Miller 125
Kymco Miller 125

El Kymco Miller 125 se ha desarrollado pensando en hacer un scooter bueno, bonito y barato, poniendo especial énfasis en el bonito. Desde luego, es especialmente corto, bajo y pequeño a pesar de pertenecer a la familia de los “rueda alta”, que es como se conoce a los scooters que no tienen las clásicas ruedas de pequeño diámetro 12 o 13 pulgadas, sino que crecen hasta las 16 pulgadas. El rey histórico de este segmento es el superventas Honda Scoopy, y que demostró que mucha gente prefiere la estabilidad de las ruedas grandes a la agilidad de las pequeñas.

En el caso del Kymco Miller estamos hablando de llanta de 16 pulgadas delante y 14 detrás, y a pesar de ello la compacidad de sus líneas te hace pensar que son menores. Para que te hagas una idea, mide 2.010 mm de largo con 1.345 mm entre ejes.

La observas desde fuera y descubres infinidad de pequeños detalles que demuestran lo mucho que Kymco se ha esforzado en dar toques elegantes a este pequeño Miller, de ahí que le denominen “el modelo más femenino de Kymco”. Por ejemplo, la terminación de los puños, las estriberas desplegables que se integran la carrocería, el cuidado puesto en el diseño del frontal o en el cuadro de relojes, colocan a este 125 por encima de su competencia directa que suele tener terminaciones y detalles puede que no peores, pero sí más zafios.

Kymco Miller 125Kymco Miller 125

El hueco bajo el asiento no es muy grande, y de hecho es bastante pequeño. Yo intenté meter mi casco jet y no cabía pero, quizá porque en la marca se dieron cuenta de detalles así, han ampliado su capacidad de carga en 33 l con un buen baúl trasero fabricado por Shad, de serie. Tampoco es muy grande, entre otras cosas para continuar con la línea y el diseño general de la Miller, pero desde luego si cabe sin problemas un casco integral.

Hablando de carga, el Miller es pequeño pero te permite llevar más cosas de las que te crees. Aparte del hueco bajo el asiento y el coqueto top case, la plataforma es plana y te permite llevar una bolsa pequeño paquete sin problemas. Incorpora un gancho retráctil para fijarlo, aunque se sitúa demasiado bajo para que sea útil. Además tiene un pequeño cajetín tras el frontal que también da paso al tapón de gasolina.

Kymco Miller 125Kymco Miller 125

Técnicamente, equipa el mismo motor de la Kymco Agility City ligeramente retocado, alimentado por inyección SynerJect, ganando 0,5  CV, llegando a los 9,5. Por supuesto, la marca declara que respeta escrupulosamente todo tipo de emisiones para la Euro4 y lo que se le ponga por delante, además de unos consumos de 2,5 l. Dignos de un mechero, que en nuestra prueba subieron de 3 de media.

En cuanto a técnica, el sistema de frenos tiene repartidor CBS con pinza de tres pistones delante y de dos detrás. Así, presionando la maneta izquierda se frenan ambas ruedas, 65% detrás y 35% delante concretamente.

Prueba Kymco Miller 125, sobre todo manejable

Kymco Miller 125Kymco Miller 125

Cuando pruebas un scooter con 9,5 CV sabes que la potencia novedad a ser su mayor característica. Con la Miller no te encuentras con falta real de velocidad, puesto que en circunvalaciones llegamos a ver 120 km/h en el velocímetro (cuando la dirección comienza a vibrar), sino sobre todo de aceleración. Con un variador convencional y ese caballaje se tiene que elegir, y sabiamente se ha preferido que ruede desahogado en vías medias y rápidas en lugar de salidas fulgurantes de los semáforos con desarrollos más cortos. Por eso, y sobre todo si ruedas con pasajero o carga, la salida en parado se ve muy lastrada.

No obstante, sorprende lo que se ha refinado el funcionamiento de un motor con refrigeración por aire y dos válvulas por cilindro. En el arranque o las recuperaciones apenas se notan vibraciones ni holguras. Tanto es así que en circunvalaciones con mucho tráfico o en el casco urbano apenas notas falta de potencia porque el empuje es siempre suave y progresivo. Realmente admirable.

Eso sí, en pleno atasco es cuando la Miller muestra sus mejores armas. Ágil como una salamandra con sus 124 kilos, se mete por cualquier pequeño hueco o recoveco entre coches, y además lo hace con seguridad y con una frenada combinada bien conseguida. Consigue un mordiente aceptable sin “aplanar” mucho la moto en curvas o esquinas. Además, los consumos siempre se mantienen bajos aunque en no hicieras más que ver rodar en vías rápidas con gas a fondo. Declara 2,5 l, que nuestro caso fueron 3,2.

Más detalles. La cerradura incorpora el bloqueo por tapa deslizante, por la que presionando un botón se tapa el acceso a la cerradura. Para que quede libre de nuevo, la misma llave incorpora una pieza para deslizar la pequeña tapa hacia atrás.

Prueba Kymco Miller 125: Conclusión

La Kymco Miller 125 es una apuesta por el scooter urbano elegante frente al scooter urbano barato. Y no es que Kymco lo haya sacado un precio alto, puesto que cuesta 2.399 €, pero si se ha preocupado por darle ese toque de diseño que lo distinga la competencia y lo convierta en “el Kymco más femenino” jamás fabricado.

DESTACABLE

  • Diseño
  • Consumo bajo
  • Compacidad general

MEJORABLE 

  • Potencia máxima
  • Vibraciones a alta velocidad
  • Espacio bajo el asiento

VALORACIONES

 

Respuesta motor6
Cambio
Comportamiento en carretera6,5
Paso curva6,5
Confort7,5
Frenos7
Posición conducción7,5
Equipamiento7
Prestaciones6
Consumos8,5
Nota media8,3

Ficha técnica Kymco Miller 125

Motor: Monocilíndrico. Refrigeración por aire forzado. Dos válvulas.

Potencia: 9,52 CV a 7500 r.p.m

Alimentación: Inyección electrónica SynerJect

Chasis: Tubular de acero

 

Precio: 2.399 €

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *