Kymco Grand Dink 2016 – Contacto – Más y mejor

15 años y 25.200 unidades vendidas después de su primer lanzamiento, Kymco ha remozado por completo el Gran Dink, el tercer vehículo de la marca taiwanesa más vendido de su historia. Son ya 50 años de experiencia en motopropulsores (recordemos que sus inicios fueron como fabricante de motores para segundas marcas como Honda), lo que le da una ventaja brutal para superar la estricta exigencia anticontaminación Euro 4.

La nueva gran Dink no tiene nada que ver con su anterior versión, famosa por bajo mantenimiento y gran fiabilidad. Y es que los ingenieros surasiáticos se han desplazado a España para estudiar la orografía nacional y confeccionar un modelo exclusivo para el mercado español no ya sólo en colores de carrocería, sino también en llantas y tarado de suspensiones.

Las motorizaciones con las que Kymco reestiliza la Gran Dink son de 125 y 300 centímetros cúbicos, procedentes de la Super Dink 125 y Yager 300 respectivamente (276 cc en realidad), que aportan 12,9 y 24,5 caballos para cada motorización y con unos consumos bastantes reducidos, 3,2 en la 125 y 4 litros en la 300 c.c. La marca taiwanesa ha vuelto a contar con la marca japonesa Keihin para conferirle el sistema de inyección a la 300.

En lo referente a los cambios estéticos, destaca el de los espejos escamoteables tan característicos de la Gran Dink anterior, que  han sido sustituidos por unos clásicos espejos en posición elevada y estrecha. El suelo plano ha desaparecido para albergar en su espacio central el depósito de gran capacidad, 3 litros más hasta un total de 13. El frontal y dispositivos traseros añaden luces LED, y el clásico faro del modelo anterior ha dado paso a un agresivo y moderno doble foco. Quizás sea el panel de instrumentos el que más ha salido ganando. Un doble dial para velocímetro y tacómetro flanquean una muy útil, de generosas dimensiones e intuitiva pantalla digital que ofrece información de temperatura ambiente, horario digital, testigo de sobrecalentamiento de motor, testigo OBD de inyección, carga y voltaje de batería, testigo de ABS e intervalos de mantenimiento entre otros.

Cuando decimos que la Gran Dink ha sido restilizada, queremos decir que lo ha sido por completo. No hay apartado en ella en la que no se hayan añadido mejoras. Si bien tiene casi 200 milímetros más de longitud total que la versión anterior y 50 más que la Super Dink, aparenta una silueta menor. También el peso aumenta en 30 kilos, 183 kilos en la 125 y 200 kilos en la 300.Las manetas de frenos agregan regulación de distancia, los latiguillos de frenos son metálicos y un nuevo y exclusivo módulo de Bosch 9.1 de tan sólo 700 gramos de peso controla el sistema ABS de doble vía (ambas ruedas), las cuales se ensanchan hasta los 120 delante y 150 milímetros detrás en ambas motorizaciones con perfil triangular y encargadas a Kenda.

Bajo el asiento, tanto la 125 como la versión 300 permiten almacenar hasta dos cascos integrales de calota mediana o pequeña. Hereda de las últimas versiones de Kymco la luz de cortesía para el cofre asistido por un sensor óptico para el autoapagado. El tapizado del asiento ha sido a su vez reforzado, se ha reforzado su estructura y anclaje al chasis, con dos puntos de cierre laterales y una bisagra reforzada unida al chasis para evitar el movimiento lateral, a la vez que se le ha dispuesto un útil muelle neumático para mantener su posición en abierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *