Buscar en esta sección:


Ángel Amador | 19/07/2010

El Motor de 2 Tiempos

En este reportaje vamos a analizar en profundidad la composición estructura de un motor de dos tiempos. Además veremos algunos consejos útiles para su mantenimiento y un mejor funcionamiento.
Descripción y detalle del funcionamiento del motor de 2 tiempos.
 
El motor de 2 tiempos consta de un cilindro (con aletas) que en su interior aloja el hueco por donde discurre el pistón (también conocido como émbolo). Tal cilindro se engarza en una caja de aluminio llamada cárter, normalmente formada por 2 piezas que se cierran como una caja, más una tapa. El pistón está articulado mediante un bulón a la biela, que es la pieza que dota de movimiento al cigüeñal. El cigüeñal es la pieza que recibe el movimiento de vaivén del pistón por la biela y lo transforma en el movimiento rotatorio del cigüeñal. Tiene unos contrapesos para contrarrestar los puntos muertos superior e inferior de la carrera (PMS y PMI), lo que le proporciona su aspecto estrafalario.
 
 
El motor de 2 tiempos efectúa en dos carreras del pistón lo que el motor de 4 tiempos realiza en cuatro carreras. El pistón es empujado hacia la parte superior del cilindro para comprimir la mezcla de aire y combustible. Al mismo tiempo, su movimiento ascendente crea un vacío o estado de baja presión en el cárter. Cuando la parte inferior del pistón descubre la lumbrera de entrada conectada al carburador, entra al cárter una carga de mezcla de combustible impulsada por la presión mayor existente en el exterior del cárter. Al mismo tiempo, el pistón cierra la lumbrera y la de admisión situada entre el cárter y la cámara de combustión. Cuando el pistón se aproxima al punto muerto superior (PMS), la chispa de la bujía enciende la mezcla.
 
Los gases se expanden debido a la combustión de la mezcla, e impulsan hacia abajo el pistón contra la resistencia que ofrece el cigüeñal en la carrera de fuerza. A medida que el pistón desciende, cierra el paso en la lumbrera de entrada del conducto que viene del carburador y comprime la mezcla combustible en el cárter, creando así un estado de alta presión en el mismo, efecto justamente contrario al de baja presión producido en la carrera ascendente del pistón. En su movimiento hacia abajo, el pistón descubre la lumbrera de salida y los gases de escape salen de la cámara de combustión. Cerca del límite inferior de la carrera del pistón (punto medio inferior o PMI), se descubre la lumbrera de admisión y la mezcla con combustible irrumpe desde el cárter a alta presión, ocupando la cámara de combustión que está a presión baja.
 
Lubricación
 
La única forma en que las partes internas del motor pueden ser lubricadas, es mezclando la gasolina con una proporción de aceite, dosificación que será recomendada por quien fabrica el lubricante. Cuando esta mezcla pasa a través del carburador, la gasolina se evapora y el aceite toma forma de pequeñísimas gotas que al ingresar al motor bañan sus partes.
 
 
Refrigeración
 
El cilindro y la culata están recubiertos principalmente por unos surcos o aletas muy profundos que se encargan de desplazar el calor hacia el exterior, cuando el kart está en movimiento. Su objetivo es el de enfriar el motor, manteniéndolo a una temperatura constante de funcionamiento dentro de los límites de seguridad.
 
El Carburador
 

Dos de los aspectos más importantes a tener en cuenta son: el carburador y su carburación.
 
El objetivo fundamental del carburador es conseguir que la gasolina líquida que se le proporciona a través de un tubo o manguera procedente del depósito de combustible se convierta en una mezcla explosiva una vez que esté en el interior del motor, específicamente, en la cámara de combustión. Para que este efecto se produzca, se precisa otro elemento además de la gasolina, que no es otro que el aire que contiene oxígeno, sin el cual no habría combustión. Si aislamos completamente la gasolina del aire y no la ponemos en contacto con él, no será posible que se encienda.
 
El carburador pulveriza o atomiza la gasolina unida al aire. Lo que se requiere del carburador es una mezcla muy fina de gasolina, porque cuanto más lo sea, con mayor rapidez se encenderá en la cámara de combustión, cosa absolutamente necesaria para que el motor haga a su vez más rápidas las revoluciones por minuto (RPM). Aquí, el piloto tiene injerencia directa en el carburador, puesto que posee el control sobre las agujas de regulación de paso de gasolina. A mejor carburación se obtiene mayor velocidad.